Roche es una compañía líder del sector de la salud. El diseño de su sede corporativa en Barcelona es el reflejo de su cultura, filosofía y marca, una compañía con valores como innovación y transparencia en su ADN que se trasmiten en cada metro cuadrado de oficina.

“El objetivo principal fue conseguir un sistema versátil que pudiera absorber el modo de trabajar de Roche” explican desde CBRE, responsables del proyecto.

“Un modo de trabajar muy flexible y en equipos, con distintas salas (de reunión, team, share, focus, assembly, create, sala training, auditorio y salas sociales)”.

Se descarta la idea de diseñar una oficina tradicional. Nada de entornos cerrados. La idea es crear espacios luminosos que favorezcan la colaboración, con un amplio abanico de zonas de reunión, formales e informales, incluso integradas en las áreas operativas; un espacio integrador que permita y facilite el trabajo colaborativo, eficiente y compartido.

En los puestos operativos, personalizados con el sistema Fresh, diseño de Toni Arola y Jordi Tamaño, se ha prestado especial atención a los factores ergonómicos, pensados para favorecer el bienestar de los trabajadores. Tal es el caso de los paneles separadores del puesto de trabajo, de cristal, que permiten el paso de la luz natural al tiempo que dotan a la mesa de la privacidad necesaria. “Preferimos una mobiliario flexible como Fresh, ya que nos permitirá bastante flexibilidad para cambios futuros”, afirman en CBRE.

Detalles del proyecto

Fecha:                                                                             2016

Localización:                                         Barcelona (España)