Oficinas cada día más humanas, diseñadas para las personas

Oficinas cada día más humanas, diseñadas para las personas

Durante la última década, el espacio de trabajo ha protagonizado una transformación radical. Las nuevas condiciones de competitividad de un mercado globalizado, junto con la digitalización y la progresiva incorporación de nuevas generaciones en las empresas han impulsado nuevas formas de gestión basadas en la movilidad, flexibilidad, cooperación, transparencia, innovación y la responsabilidad social y medioambiental. Y, sobre todo, nuevas formas de trabajo y oficinas humanas pensados para las personas.

La importancia creciente del talento en las organizaciones, los valores de los nuevos usuarios de oficinas y las propias empresas exigen la creación de ambientes de trabajo menos fríos y más humanos, confortables, seguros y saludables.

Esta nueva fisonomía de las oficinas aporta importantes beneficios para los trabajadores en concepto de motivación, conciliación, salud y calidad de vida en el trabajo.

 

five guys

Five Guys – Madrid

 

Hoy en día tiene poco sentido el work-face, es decir, pagar a un empleado por su tiempo. Lo que importa son los resultados, y en la medida en que estos dependen crecientemente de su creatividad, de su cualificación y de su conocimiento, es necesario que se encuentren motivados, satisfechos y en un ambiente estimulante.

La creación de espacios de trabajo acogedores y diseñados pensando en las personas están transformando la fisonomía de las oficinas, las cuales tienden a incorporar, por ejemplo, elementos hogareños y prestan una atención creciente a cuestiones como el diseño inclusivo.

 

Break spaces en las oficinas humanas

Al mismo tiempo, la importancia otorgada por los trabajadores a las relaciones sociales está promoviendo el concepto de oficina vecinal, con la multiplicación de break spaces, espacios de relajación, juego y encuentro informal, dentro de los cuales adquiere un gran protagonismo la cafetería. Incluso, los farm break, un área social configurada como un «huerto urbano» que aporte una ambientación armoniosa al espacio de trabajo, enfatice los valores ecológicos de la empresa y proporcione un espacio de relax e interacción social más relajante, a la vez que estimula una actividad de responsabilidad compartida en equipo con una recompensa simbólica muy especial: nuestras propias hortalizas.

 

Schneider Francia

Schneider –  France

 

Es decir, las nuevas dinámicas de trabajo están favoreciendo el diseño de espacios de trabajos innovadores centrados en las personas y que contribuyen a su motivación; facilitan la conciliación laboral-familiar; favorecen competencias y habilidades, como el trabajo en equipo y la creatividad, y al mismo tiempo cuidan con su ergonomía la salud de los empleados.

 

El espacio de trabajo, un valor en alza para el talento

Además de la retribución económica, hay muchos factores que contribuyen a la satisfacción de los trabajadores y a la captación y retención del talento. Entre ellos está, el espacio de trabajo.

 

 

Su diseño nos ayudará a crear un ambiente más divertido. A hacer sencilla la comunicación entre las personas. A facilitar la colaboración y socialización de la oficina.  A crear el escenario perfecto para que surjan las ideas más disruptivas y aflore la creatividad de las personas. A lograr esa flexibilidad cada día más reclamada por los empleados… A convertir, por lo tanto, el entorno en un lugar estupendo para trabajar, influyendo positivamente en la vida de las personas, mejorando con ello su percepción de satisfacción vital.

El espacio nos dice si esa empresa valora a las personas, si hay posibilidades de crecer en ella, si es transparente, en definitiva, si es verdad todo lo que cuenta.

Hay otro factor importantísimo que conviene señalar: existen trabajadores motivados con su tarea pero desmotivados con su entorno. Para estar satisfechos en el trabajo necesitamos un equilibrio físico  (relacionado con las condiciones en las que se trabaja) y un equilibrio mental. Sin embargo, el 36% de los trabajadores manifiesta alguna queja por aspectos inadecuados del diseño del puesto.

Sin olvidar los problemas que surgen a causa del excesivo sedentarismo y de las malas posturas, generalmente asociadas a una mala silla de oficina. Contra estos dos problemas, desde Ofita recomendamos la utilización de mesas de altura regulable, que nos permitan alternar el trabajar de pie y sentado y así cambiar de postura, como Multilevel, sillas realmente ergonómicas que se adapten a cada usuario, como Hara.

 

Multilevel

Multilevel & Hara

 

2019-12-17T16:32:57+02:00

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies